Deficit en las habilidades sociales

Las habilidades sociales son un conjunto de conductas aprendidas de forma natural que se manifiestan en las relaciones interpersonales, que son socialmente aceptadas. Implican tener en cuenta normas sociales, morales y normas legales del contexto sociocultural en el que la persona se desarrolla. Por lo tanto, juegan un papel importantísimo.


Generalmente, los niños con esta dificultad tienden a:
  • Ser socialmente inmaduros
  • Interactuar mejor con adultos que con sus pares
  • Experimentar un monto de ansiedad en situaciones sociales.
  • Demostrar falta de juicio
  • Experimentan retraimiento social
  • Carecer de códigos sociales.
  • Presentar dificultades en la participación en grupos
  • Prefieren actividades para niños más pequeños
  • Costumbres inapropiadas.
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • No tener amigos
  • Tienen más dificultades con actividades no estructuradas.
  • No comprenden la distancia corporal del otro, se acercan demasiado a sus pares.

Las estrategias para mejorar las habilidades sociales en el aula pueden incluir:
  • Utilizar un lenguaje práctico.
  • Contar historias de contenido social.
  • Participación en grupos de habilidades sociales
  • Fomentar la participación grupos con intereses similares.
  • Focalizar en los intereses del niño.
  • Cuidar el lugar en que se ubicará el niño al realizar actividades grupales.
  • Establecer un medio ambiente de contención.